Pérdidas

Por lo aprendido con mis “pérdidas” hoy amo a mis seres queridos con más calidad… si me enojo no dura el orgullo, si tengo responsabilidad de algo la asumo, ya sé pedir perdón cuando debo, abrazo cuando quiero, digo un “te quiero” o un “te amo” cuando lo siento… he aprendido a amar a las personas como son y que ese amor y luz que veo en ellos vale más que cualquier rencor.

El sentimiento de pérdida aparece por 3 principales razones.

1. La gente piensa que morir es malo y no lo es ya que alguien solo muere por haber terminado su corrección en ese cuerpo. Cuando una persona no puede seguir creciendo espiritualmente en una cierta familia, vida o incluso cuerpo; deja ese vehículo y comienza de nuevo con toda una nueva vida por delante en un nuevo cuerpo, a menos que esta persona haya terminado totalmente su corrección y ya no tenga que volver a este mundo de limitaciones.

2. No haber resuelto situaciones en vida y sentir que hay una deuda con esa persona. Esto nos produce un sentimiento inconsciente de culpa pues intuimos que ese ser querido no pudo haber completado su trabajo y tendrá que reencarnar por no haberle facilitado la tarea de arreglar esa situación conflictiva que compartíamos. Mas adelante explicaremos porque es MUY peligroso sentir este tipo de deuda.

3. La conexión que teníamos con esa persona era mucho más física que espiritual y cuando el cuerpo físico desaparece sentimos la pérdida. Si la relación que tenemos con esa persona en vida es a un alto nivel espiritual, es decir sabemos realmente quien es, como es, que siente, como siente y creamos un lazo de Amor Incondicional con su alma, ese SER no puede separarse de nosotros y siempre lo sentiremos presente. Esto es tan así que si el vínculo es real, es decir la relación que tienes con esa persona es para DAR y no para recibir, siempre podrás darle incluso después de la muerte física; pero para esto no debe haber egoísmo en el vínculo.
Hay mucha gente aun con quienes puedes establecer un vínculo eterno, más allá del tiempo y el espacio. Hazlo y nunca más perderás a un ser querido!!

De mis pérdidas humanas aprendí que la vida es impredecible.
Hoy estamos aquí hablando y un minuto después nadie sabe, ni se diga en un día, en un a semana, un mes, etc.
No comprendo el por qué, siendo los momentos valiosos, nos enojamos y encaprichamos en continuar así, como si siempre tuvieramos eternidades garantizadas para dialogar, para mediar, para en algunos casos pedir disculpas, para aceptar disculpas.
Lo cierto es que no siempre lo hay, ya sea por una muerte repentina, o bien por otras limitantes fisicas no previstas…no siempre se tiene el tiempo para ese diálogo de reconcilie o aclaración.
Y varios se la juegan enojandose con el mundo, con ellos mismos o con sus seres queridos.
He aprendido que, sin importar lo molesta que esté con quien sea, bajo ninguna circunstancia… me voy sin decir “te quiero”, o “te amo”.
Porque me nace más adentro que cualquier sentir negativo, y porque, si hoy me fuera o ellos se fueran, un “te quiero”, un “te amo” es lo que definiría para mi el paso de uno en la vida del otro.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s